Paisajes sagrados

Laboratorio

Paisajes Culturales Sagrados

Museo Etnográfico de Castilla y León

Fichas


Cruz de San Gregorio en la Sierra de Ruanes. Ruanes, Cáceres

14 de enero de 2020


Marcelino Moreno Morales



Coordenadas:


Cada 9 de mayo la localidad de Ruanes, en la provincia de Cáceres, celebra la festividad de San Gregorio Ostiense, cumpliendo así con el voto que hicieron los vecinos reunidos en concejo abierto el 4 de mayo de 1749, que no era sino la confirmación de un voto anterior que se venía celebrando, del que se tenía noticia aunque no se conservaba ninguna documentación.

El documento de 1749 de confirmación del voto dice textualmente:
…unánimes y conformes de un acuerdo, voto y parecer dijeron que por su libre y espontánea voluntad, sin fuerza, temor ni miedo, que se guarde y tenga por fiesta el día del señor San Gregorio de cada una año para siempre jamás, haciéndole su procesión como es costumbre de ir con ella la cruz de piedra de cantería que llaman de San Gregorio que está sita en lo alto de la sierra que llaman de Ruanes…

Casi trescientos años después se sigue cumpliendo, grosso modo, con lo establecido en 1749, con algunas variaciones, como la variabilidad de la fecha (pues hace unos años se cambió la celebración y cumplimiento del voto al fin de semana más próximo al 9 de mayo con el objetivo de facilitar la asistencia a los ruanejos que tuvieron que emigrar y de los habitantes de los pueblos vecinos) o la recogida de tomillo (que explicaremos más adelante).

Así, tras la misa comienza la procesión y el cumplimiento del voto. En primer lugar, en los portales de la iglesia, y ante el público congregado en la plaza, se subastan los brazos de las andas del santo, los que más paguen por ello tendrán el privilegio de iniciar la procesión con san Gregorio a hombros.

Tras un breve recorrido por el casco urbano, la procesión se dispone a adentrarse en plena naturaleza por un camino acondicionado para ello, pero que por sus dimensiones y relieve en algunos tramos merecería más llamarse sendero o incluso senda, que con sus curvas parece dotar de movimiento a la serpiente multicolor que forman los procesionarios con san Gregorio al frente, llevado ya por personas jóvenes y robustas con capacidad para salvar los accidentes del terreno.

Durante la subida a la sierra, la primavera se hace notar a un lado y a otro del camino, llenando los campos de un cromatismo superlativo. Mientras, los asistentes van cantando unas estrofas alusivas al patronazgo de San Gregorio en las actividades del campo:

¡Oh San Gregorio! Que eres obispo
Y con Dios tuviste gran poder,
Que a la langosta derribaste
Y el campo hiciste reverdecer.


E incluso al propio cumplimiento del voto en el que se hallan inmersos:

Hace años en este pueblo
Te declararon nuestro patrón,
Hicieron votos de ir a la sierra
Y continua nuestro fervor.


Una vez que hemos llegado a la sierra nos encontramos con una pequeña explanada desde la que se divisa el horizonte, mientras los asistentes dan la vuelta a la cruz de granito, conocida como Cruz de San Gregorio, y que ya es mencionada en 1749. Algunos la besan, otros inclinan la cabeza.

A continuación todos se dispersan para coger matas de tomillo (que es el nombre que recibe en la zona el cantueso) con las que van formando pequeños ramitos que son bendecidos por el sacerdote, y que protegerán la casa y a sus moradores y les dará buena suerte.

Así mismo, San Gregorio, por medio del cura, bendice los campos por los cuatro puntos cardinales.

Aunque este es el momento de mayor concurrencia de personas, la Cruz de San Gregorio es un lugar de atracción durante el año para quienes la visitan para cumplir una promesa, rezar un rosario, dejar algún pequeño exvoto o incluso dispersar la cenizas de algún difunto.

Marcelino Moreno Morales







Vestigia y huellas sagradas
28 de agosto de 2018
Ermita de Santiago
28 de agosto de 2018
San Antonio de Padua
13 de junio 2018
Ermita de Santa Bárbara
22 de diciembre de 2017
La Exaltación de la Cruz
14 de septiembre de 2017