MECyL

Creencias y mentalidades

La mujer y el hombre • Ante las enfermedades • Ante las fuerzas de la naturaleza • Ante la muerte • Agradecimientos y demostraciones


Entrada en la iglesia de los pastores para la Pastorada. Mayorga de Campos (Valladolid)

Grabado por Teresa Pérez Daniel, Carlos Porro y Arturo Rodríguez en Mayorga el 7 de febrero de 2014



Escuchar el tema >



Aquí estamos reunidos los pastores que en la tierra
hemos tenido noticia de que esta noche llega,
llega la Virgen María con su esposo, enhorabuena.
Entremos a visitarla dentro de su casa mesma
sabemos que su morada es el hueco de una peña,
porque esta noble Señora no halló posada en su tierra.
Vamos a Belén, pastores, que cerca está la partida
que la gente es cariñosa posada no faltaría.
Vámonos que raya el alba, vámonos que viene el día
ya viene el alba rayando con la claridad tendida.
¡Abridnos por Dios las puertas! por Jesús el Nazareno,
¡abridnos por Dios las puertas! que queremos entrar dentro.
Las puertas ya están abiertas de par en par las tenemos
entre la hermosa cordera y los pastores entremos;
tomemos agua bendita, compañeros, de este bando,
que con el agua bendita se perdonan los pecados.
Apártense los señores, y la noble compañía
dejen entrar los pastores a ver la Virgen María.

LOS AGRADECIMIENTOS. PROCESIONES Y DEMOSTRACION PÚBLICA DE LAS CREENCIAS

Popular y tradicional son dos términos que podrían identificar estas obras de teatro que, representada por los pastores, escenificaban algunos sucesos acerca del nacimiento del Niño Dios, en diferentes modos, según las épocas, en todo el territorio peninsular. Obras tradicionales porque han estado arraigadas en el mundo rural desde hace cientos de años (entroncando con celebraciones medievales, autos de la natividad y los conocidos “officcium pastori”) y populares en tanto en cuanto formaban parte de la diversión del pueblo, unidas a un grupo social determinado como era el de los pastores y en un ambiente de colectividad y arropo vecinal que hacían de la obra un acontecimiento esperado.

El territorio principal de actuación de una obra tipo que tratamos, entendida y compuesta de diálogos, villancicos, bailes, romances navideños y coplas improvisadas lo sitúan los investigadores en tierras leonesas. J. Díaz y J. L. Alonso Ponga la hacen derivar a finales del XVII o principios del XVIII de un escrito original a partir del cual se originarían los numerosos textos conocidos, abarcando las provincias de Zamora, Palencia, León y Valladolid principalmente, en el ámbito de las antiguas diócesis de León y Astorga, en dos facies claramente diferenciadas, versiones orientales y occidentales separadas por la rima, la presencia de determinados pasajes, diálogos, romances o villancicos, etc .

Esta “Pastorada” debió desarrollarse plenamente a partir de un texto primero durante todo el siglo XVIII, hecho refrendado por diferentes circunstancias: la existencia de multitud de romances o villancicos de esa época insertos en el auto, la escasa evolución de melodías idénticas en diferentes zonas y sobre todo por el tipo de lenguaje y mantenimiento de diferentes particularidades lingüísticas y palabras obsoletas en el castellano actual. Esta terminología “vieja” aparece en diálogos y villancicos sin estar actualizada y está muy presente en representaciones de lugares muy alejados unos de otros y que no han transformado el texto excesivamente al derivar de un bloque de un texto primigenio. El auto lo componen los diálogos en verso y un sinfín de tonadillas variadas, villancicos, coplas y romances algunos de ellos anteriores a la época de composición de los textos principales y conocidos desde el siglo XV como “A Belén llegar” extendido en las pastoradas como canto de camino de los pastores a la iglesia o “Mírales, mírales pastorcillo” que según el padre Zorita (adaptador de una pastorada facticia muy extendida en León a partir de 1939) fue compuesta por Manuel de León, racionero de la iglesia Magistral de Alcalá de Henares en 1675. Otros villancicos se desarrollan de forma más tardía en el siglo XVIII siendo utilizados por el autor o autores de los textos en las obras originales como parte de ella. El regusto popular de la obra hizo que su representación saliera de estos confines, por lo que conocemos otras versiones relacionadas con esta obra tipo en Salamanca, Zamora, Segovia o en alejados pueblos de la Montaña de León, llevadas allí por un aficionado al teatro o debido al cambio de sacerdote en la parroquia, oriundo de la zona centro o sureste de León, área de mayor expansión de la obra. Aunque en estas zonas se conservan muy mermadas de texto y sin el apego y tradición que tienen estas otras representaciones, sí nos hablan de la gran popularidad que llegó a alcanzar la obra.

La Pastorada en la provincia de Palencia estuvo extendida sobre todo en la Tierra de Campos, la zona más occidental de la Vega saldañesa y en la comarca de la Peña, territorios pertenecientes a la antigua diócesis de León. Las localidades de las que tenemos testimonios de su representación en el siglo XX (principalmente antes de la Guerra Civil) son las siguientes: Saldaña, Fontecha de la Peña, Terradillos de Templarios, Lobera de la Vega, Baños de la Peña, Respenda de la Peña, Santibañez de la Peña, Villambrán de Cea, Pino del Río, Barrios de la Vega y Villaeles de Valdavia. Además de estas localidades se representó en varios pueblos de la Tierra de Campos, en Añoza, en Villambroz, Cervatos de la Cueza y Quintanilla. En León se mantuvo en Ribera de la Polvorosa, Quintanilla de los Oteros, Laguna de Negrillos, Alcuetas, Valverde Enrique, Izagre, Villamarco, Mansilla de las Mulas, Villabraz, Matadeón de los Oteros y Bercianos del Real camino. De todas estas localidades conservamos los textos teatrales y las melodías que se recopilaron a los últimos intérpretes. En Valladolid la localidad más conocida en la que se representó fue la de Castroponce pero asimismo se hizo también en Mayorga de Campos.

A pesar del gran desarrollo que alcanzó hoy en día solamente se representa en muy pocos pueblos que siguen en cierto modo la costumbre antigua, extendida en muchas localidades, de representar la obra no todos los años sino cuando un particular quería ofrecerla (y ofrecía una cordera) por alguna merced recibida o cuando se juntaba un grupo de vecinos con interés de hacer una actividad lúdica en el pueblo.





Logo de Antropofonías



Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos
Las Creencias