MECyL

Creencias y mentalidades

La mujer y el hombre • Ante las enfermedades • Ante las fuerzas de la naturaleza • Ante la muerte • Agradecimientos y demostraciones


Oración para los viernes. Abastas (Palencia)

Recitada por Irene Fernández Díez de 60 años y natural de Abastas. Grabación de Carlos Porro realizada en mayo de 2002



Escuchar el tema >



Esta oración se reza todos los viernes del año…

La Virgen se está peinando debajo de una alameda
los cabellos son de oro las cintas de primavera.
Pasó por allí José diciendo de esta manera:
-¿Cómo no canta la blanca?, ¿cómo no canta la bella?.
-¿Cómo quieres que yo cante si estoy en tierras ajenas?.
Para un Hijo que yo tenía más blanco que una azucena
me lo están crucificando en una cruz de madera.
-¡Aprisa!, ¡aprisa Señora!, para llegar al Calvario
que por pronto que lleguemos ya le habrán crucificado.
Ya le clavan las espinas, ya le arremachan los clavos,
ya le dan una lanzada en su divino costado.
La sangre que de Él caía, caía en cáliz sagrado
el hombre que lo bebiera sería bienaventurado.
Quien esta oración dijere todos los viernes del año
sacará un ánima de pena y la suya de pecado.
Quien la sabe y no la dice Jesucristo le maldice;
quien la oye y no la aprende, Jesucristo le reprende.
El día del Juicio verá lo que en ella se contiene.
Amén.

EL HOMBRE ANTE LAS ENFERMEDADES. PROTECCIÓN Y PREVENCION DE LOS SUYOS, DE SU GANADO Y SUS TIERRAS

Entre la multitud de oraciones destaca ésta del relato de la Pasión de Jesucristo, frecuente en los rezos de toda España, lo que en realidad es un romance religioso tardío como señalan los especialistas Menéndez Pidal y Paul Bénichou. La oración es una breve crónica de los sucesos de Jesucristo camino del Calvario, tema que deriva según estos investigadores de un romance primitivo, ya muy olvidado en la Península, de origen profano titulado “¿Porqué no cantáis, la bella?” en alusión a uno de los hemistiquios que aparece en el romance. Otros estudiosos como el propio Joaquín Díaz indican que estos versos profanos “son solamente una interpolación de aquel romance para dar mayor expresividad a la narración y no necesariamente un calco a lo divino” como sucede en algunos otros ejemplos de la lírica del XVI. El romance se conserva tanto en versión cantada como recitada en oración y no solo para su relato nocturno, sino interpretado en algunos momentos de la Semana Santa por su temática o utilizado como romance de devoción cantado o contado en las reuniones invernales de los veladeros, fiadeiros, hilandares, tresnochos, calechos, seranos o hilas. Muchas de estas oraciones son tan breves que acostumbran a rezarse encadenadas unas con otras gozando de gran popularidad hasta hace poco.





Logo de Antropofonías



Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos
Las Creencias