MECyL

Creencias y mentalidades

La mujer y el hombre • Ante las enfermedades • Ante las fuerzas de la naturaleza • Ante la muerte • Agradecimientos y demostraciones


Enhorabuena de la boda. Rebanal de las Llantas (Palencia)

Grabado por Carlos Porro y cantado por Agustina Barreda Valle de 65 años, Teresa Valle de 69 años, Damina Diez Diez de 65 años, María Inés Moreno Pérez de 69 y Ángeles Diez Marina de 63 años en Rebanal de las Llantas en agosto de 1999



Escuchar el tema >



Buenas noches a la una, / buenas noches a las dos
buenas noches a las tres, / buenas noches nos de Dios.
Buenas noches te de Dios, / hermosísima paloma
que los amores de usted / nos traen por aquí ahora.
Licencia pido al cerrojo, / licencia pido a las llaves
licencia te pido a ti, / licencia pido a tus padres.
Informado estoy, señores, / informado muy de veras
que os veláis a la mañana, / Dios quiera para bien sea
y que gocéis matrimonio / según tu amor lo desea
y yo de mi parte vengo / a daros la enhorabuena.
La enhorabuena te damos / mis compañeras y yo
que sea por muchos años / y para servir a Dios.
Gracias a Dios que he llegado / al portal de la hermosura
donde se recoge el sol, / las estrellas y la luna.
Supongo de que estarás / arrodillada en tu sala,
estarás considerando / lo que vas a hacer mañana.
Mañana será aquel día / de tu feliz matrimonio;
en el portal de la iglesia / esté la novia y el novio
y te dirá el señor cura / que si quieres a tu esposo
y tú le contestarás: / -¡Sí le quiero! que es buen mozo-.
Y tú le responderás, / con muchísima vergüenza:
-Sí, le quiero, sí le estimo / y he de estar a su obediencia-.
Atiende a lo que te digo, / mira que es cosa muy cierta,
tampoco saldrás de casa / sin su mandato o licencia
y por si acaso salieras / a tus vecinas dar cuenta
por si viniere tu esposo / encuentre la puerta abierta.
Y también a vos galán, / hombre de muy altas prendas
que la sepas estimar / con amor y reverencia.
Asómate a esa ventana / saca los brazos afuera
así te despedirás / de todas tus compañeras.
Quédense con Dios, señores, / adiós hasta la mañana
que mañana volveremos / a acompañar a la dama.
Quédense con Dios, señores, / los del cuidado y sentido
que mañana volveremos / a este palacio y castillo.

LA MUJER Y EL HOMBRE. LA SOLEDAD Y LA COMUNIDAD

En los cantos similares de la montaña palentina y sus cercanías burgalesas, cántabras y leonesas se utilizaba con la misma función el canto llamado de La enhorabuena, que se hacía la víspera en las mismas circunstancias y en ella, se advertía expresamente de los deberes y obligaciones de la futura pareja y que de ahí en adelante habrían de tener:

(…) y tú le responderás, con muchísima vergüenza:
-Sí, le quiero, sí le estimo y he de estar a su obediencia-.
Atiende a lo que te digo, mira que es cosa muy cierta,
tampoco saldrás de casa sin su mandato o licencia
y por si acaso salieras a tus vecinas dar cuenta
para si viniere tu esposo encuentre la puerta abierta.
También digo a vos galán, hombre de muy altas prendas
que la sepas estimar con amor y reverencia
no te la dan por esclava te la dan por compañera…


Este tema epitalámico resume como pocos el compendio de patrones de la moralidad de la época, relatados expresamente por toda la comunidad y de manera pública a diferencia del romance que si bien al interpretarse mantiene la misma finalidad educativa, ética y moral cuando se canta en las reuniones familiares y de casa se aprecia un carácter más personal y particular.





Logo de Antropofonías



Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos
Las Creencias