MECyL

Los Trabajos

En el campo • En la casa • En la calle • En la iglesia


Salve del esquilador

Cantada por Geminiano Herranz Ayuso de 75 años y natural de Abades (Segovia), donde se grabó el tema el 3 de octubre de 2006, según el texto de la señora Sagrario Bermejo Llorente de Abades, de 92 años, que lo conservaba de su padre



Escuchar el tema >



Ave María Purísima.

En dispués de haber comido las gracias a Dios sean dadas,
bendito y glorificado por siempre jamás amén.

Admirable sacramento de la Gloria dulce prenda,

que sea por siempre alabado en los cielos y en la tierra.

Y la Pura Concepción, de María gracia plena

sin pecado original por siempre alabada sea.

Dios te salve Virgen pura, Reina del cielo y la tierra,
Madre de misericordia de gracia y pureza inmensa.


A tí, Reina, suspiramos, gimiendo y llorando penas,

que en aqueste triste valle de lágrimas y miserias.


Ea, pues, dulce Señora Madre y Abogada nuestra

esos tus hermosos ojos a nosotros siempre vuelvas,

y después de este destierro muéstranos, Paloma bella,
a Jesús, Fruto bendito, de tu vientre hermosa perla.

Vida y dulzura en quien vive, toda la esperanza nuestra,
que si de Dios eres vista por tan humilde y excelsa.
Porque Dios con el empireo puede con tu ruego, Reina,
¡Oh!, clementísima Aurora, ¡Oh! Piadosísima reina,

¡oh! Dulce Virgen María, por nosotros a Dios ruega,
para que seamos dignos de alcanzar la gloria excelsa.

Amén Jesús, porque acabo, la salve de esta Princesa,
que sea nuestra abogada en nuestra hora postrera.
Esta salve que cantamos la ofrecemos a María,
que nos libre del demonio y de malas compañías.

El demonio está enojado, lleno de melancolía
porque rezan los cristianos y el rosario de María.
Aunque el demonio se enoje o se deje de enojar
el rosario de María procurad siempre rezar.


Las cuentas de este rosario son balas de artillería,
que todo el infierno tiembla y en diciendo: -Ave María-.
Cuando vayas por la calle, ves diciendo : -Ave María,
no faltará quien responda:
-Sin pecado concebida,

sin pecado original,

desde el primer instante

de su ser natural.

Amén, Jesús.

LOS TRABAJOS EN LA CASA

El rezo del rosario o de la salve en estos ranchos acompañado del trisquileo de las grandes tijeretonas era costumbre frecuente entre los esquiladores de la ganadería de trashumancia conociéndose el canto en La Rioja, Burgos o en el madrileño y segoviano Valle del Lozoya. El canto se realizaba después del descanso de la comida y a él asistía todo el servicio de la casa y propietario del ganado, iniciando el canto el mayoral, que sería respondido en los demás esquiladores pero sin dejar de trabajar. El rezo se anunciaba de la siguiente manera: “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amén. Por los antepasados que lo hacían de igual modo”.








Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos