MECyL

Los Bailes

El baile y la danza • El baile social • Los bailes en Castilla y León


Picao serrano

Sebastián Luis Luis, “el Guinda” de 56 años, tamborilero de La Alberca (Salamanca), acompañado de un vecino con una botella de anís. La Alberca (Salamanca), hacia el año 1984-85



Escuchar el tema >



BAILE CORRIDO DE RUEDA

El segundo grupo general de patrones rítmicos bailables lo componen las medidas irregulares, centradas principalmente en lo que se denomina la rueda, baile corrido de rueda y la charrada de Ávila y Salamanca. La charrada tiene muchas variantes (picada, paseada, corrida, brincada, el perantón, etc) dependiendo del paso que se realice en su estribillo y copla, lo que no hace sino complicar la nomenclatura, que varía de un pueblo a otro o de un músico a otro y pasa a englobar a todos los bailes de Salamanca (durante años dos pieza clásicas como “la Clara” y “la Montaraza” se calificaban como charradas, siendo en realidad de ritmo ternario). En este ritmo se desarrollan igualmente bailes de boda, paloteos, pasacalles de danzantes y algunos mímicos (gerigonzas burgalesas, el baile de los cenegocios o trempolentré), etc. La dulzaina y la flauta de tres agujeros son los instrumentos habituales de su ejecución. Incluimos este ritmo en la rueda soriana de Abejar, el rondón de Hoyocasero, el baile corrido de Ángel Velasco y en el “picado” de uno de los maestros de la gaita salmantina, el “Guinda” de La Alberca. A pesar de los defectos de la grabación se aprecia un absoluto domino de la melodía, el ritmo, el floreo y un personalísimo gusto y elegantísima manera de interpretar como en pocos intérpretes actuales de música tradicional observamos.








Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos