MECyL

Los Bailes

El baile y la danza • El baile social • Los bailes en Castilla y León


Ajechao

Cantado y tocado en el pandero cuadrado por Isabel Ramos de unos 45 años, natural de Peñaparda (Salamanca). Grabada en Ávila en 1991



Escuchar el tema >



Me casó mi madre, chiquita y bonita, ay, ay, ay,
con un picarón que yo no quería, ay, ay, ay.

La primera noche el picarón se iba ay, ay, ay,
ya lo vi que entró pa cá la querida, ay, ay,
me fui para casa, mala y afligida, ay, ay.

AJECHAO

De antiguo viene la costumbre de utilizar textos romancísticos para bailar y danzar. Son muchos los ejemplos, fragmentarios, que han quedado como soporte mnemotécnico de las danzas de palos o algunos tejidos de cintas, más raramente se han conservado como soporte de baile, como veíamos anteriormente en el baile tres de Las Navas, habiendo referencia en el mismo pueblo de que se usaban otras letras de romances como La Mala suegra o Rosaura la del Guante. Junto a estos, pocos romances más hemos llegado a oír en vivo vinculados al baile, como el de La pedigüeña o La malcasada del pastor que aparecen casi de manera pintoresca en los ligeros de la montaña de Palencia, San Antonio y los pajaritos, o el Cid pide parias o Las tres comadres de algunos charros alistanos y el Testamento del burro, El caballero burlado, El día de la Ascensión, La devota de San Antonio y El matrimonio de Cartagena del pueblo de Pastores (Salamanca) para charros y fandangos y Las cartas de la baraja que bailaban como jota en Nava del Rey (Valladolid). Debió ser frecuente en la maragatería, pues El bonetero de la trapería era el soporte textual del corrido, La peregrina del corro de la boda y La boda de la pulga y el piojo se utilizaba para el baile de la entrada. Es de destacar su empleo habitual en el baile peñapardano, donde en el ajechao y salteado aparecen diversos romances de mayor o menor antigüedad. El salteado es una modalidad de la célebre charrada salmantina, en compás de 5/8 que en esta zona, adquiere junto al resto de los bailes una gracia especial al ser tañida por las mujeres con un pandero cuadrado que golpean con una porra. En ellos se utiliza el romance de La muerte de Don Gato, La apuesta ganada o Me casó mi madre. Los ritmos del corrido y brincado de este pueblo del rebollar salmantino, que recogíamos en el corte número 16 pertenecen al grupo ternario de jota y fandango.








Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos