MECyL

Los Bailes

El baile y la danza • El baile social • Los bailes en Castilla y León


El baile tres. Valleruela de Sepúlveda (Segovia)

Cantado por Tía Josefa Moreno de 87 años y otras vecinas de Valleruela de Sepúlveda (Segovia), grabado el 14 de agosto de 1996



Escuchar el tema >



Estaban el dos y el tres con grande disputa un día
el dos que si era de noche, el tres que si era de día.
La, ra, la...

Ahí la tienes carretero, no la rompas el mandil
mira que no tiene otro la pobrecita infeliz.

La, ra, la...

Estando en la mar pescando, estando en la mar pesqué
una niña de quince años y con ella me casé.

La, ra, la...

Una niña muy bonita a un pajarillo tiraba,

el pájaro: –¡No me tires!–, y la niña no le daba.
La, ra, la...

¿Quién ha visto segar uvas y centeno vendimiar,
a una perra criar pollos y a una gallina ladrar?
Ay, la,ra, la ...

Despierta, niña, despierta de ese sueño tan profundo
que tienes a la ventana todita la sal del mundo.

La, ra, la...

La Virgen del Barrio tiene una vela en cada mano
con un letrero que dice: -¡Vivan los valleruelanos!
Ay la, ra, la...

La Virgen del Barrio tiene en cada mano una vela
con un letrero que dice: ¡Vivan los de Valleruela!.
Ay la, ra, la, la...

EL CRUZADO DE A TRES

La figura del trío de bailadores, el “cruzado de a tres” como se llamaba en el Siglo de Oro español se ha mantenido en numerosos ejemplos en nuestra península, ahí vemos el pericote asturiano, cántabro y palentino, el zángano y el chacarrá andaluz, el baile de tres en Camuñas, los boleros levantinos o mallorquines, el villano de la Val de Chistau y en nuestra comunidad de conserva más o menos reelaborado el bolero de Algodre y los bailes tres de las Navas del Marqués y Valleruela de Sepúlveda, hermanos de los bailes tres de la sierra madrileña. A estas tríadas añadiríamos la jota de tres que bailan las mayordomas entrantes y la salientes de la cofradía de las águedas de Tiedra (Valladolid) y la que a la otra punta de esta misma provincia bailaban los churros de Cogeces del Monte, sin menosprecio de la licencia que tienen los maragatos de poder bailar con dos mujeres o más en sus populares corros. En esta suerte de baile se mantiene un rancio carácter todavía, como es el empleo del romance como texto sobre el que las parejas van evolucionando sus movimientos y el aire afandangado de los bailes tres serranos y churros, de estribillo larareado.








Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos