MECyL

La Indumentaria

La desnudez • La identificación • La visión de los otros • Vestir y desvestir


En albarcas vienen (Villancico)

Cantado por Máxima Hidalgo de 77 años natural de Vidrieros (Palencia) y grabada en Cervera de Pisuerga el 18 de febrero de 2002



Escuchar el tema >



En albarcas vienen, en albarcas van

y en el cuavanucu llevan leche y pan.
Venid pastorcitos, venid a adorar

y al Niño que llora hacedle callar.

No llores, mi Niño, no llores no, no

no llores, mi Niño, que te quiero yo.

Y en albarcas vienen y en albarcas van

y en el cuevanucu llevan leche y pan,

y vienen a Cervera que aquí está el portal.

El calzado y las hebillas

Los diseños y formas de las albarcas o madreñas, de haya o abedul, son muy variados, decoradas con incisiones de mil geometrías sobre un fondo ocre tiznado con el calostro de las vacas tostado en la lumbre baja. La poca flexibilidad de la materia obligaba a utilizarlas con un escarpín –posteriormente zapatilla– de sayal o estameña que asentara un poco más la rígida armadura al pie. Las almadreñas se escurrían en una altiva puntera, a veces un tanto exagerada, de pico de cuervo:
Quítate las albarcas que me arrescuñas,
y yo le dije: -¡tontona, que son las uñas!


El roce con el terreno terminaba por abrirlas en su mitad hasta el carcañal, intentando remediar la herida, mediante abrazaderas metálicas y chapas claveadas y teniendo que substituirse cada cierto tiempo las empeaduras, tarucos o machorras a medida que se desgastaban. En ocasiones, se herraban con clavos.

Que cuando bailo leré, calzo galochas, suenan los clavos, leré sobre las rocas, sobre las rocas, sobre las peñas,
que cuando bailo, leré, calzo madreñas.








Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos