MECyL

La Indumentaria

La desnudez • La identificación • La visión de los otros • Vestir y desvestir


El mandilín

Cantado por Pedro Sanz de 80 años, natural de Aguasal y registrado en Olmedo (Valladolid) el 3 de agosto de 2005



Escuchar el tema >



Un mandilín tengo en casa y otro que me están haciendo,
otro que me van a hacer, ¿cuántos mandilines tengo?

Que con el mandilín que me dio usted ayer,
que yo lo recosí, que yo le remende,

yo le eché un volante, que qué bonito es.

A tu puerta hemos llegado veinticinco de cuadrilla,
si quieres que nos sentemos saca veinticinco sillas.
Que con el mandilín...

Estando solita en casa me abrió las puertas el aire,
yo creí que era mi amor que venía a consolarme.
Que con el mandilín...

El mandil

El mandil es parapeto de la honra y alusión constante en el cancionero popular al sexo femenino. El mandil, mandila, el delantal o devantal guarda la honra, y expresiones como «enganchar el mandil», «perder el mandil» o «tirar de la cinta del mandil» delatan la pérdida de la virtud.

Eso que te tapas con el delantal,

dos columnas fuertes y en medio el Palacio Real.
En Chinchón hay una moza que se tiene por formal,
y en la puerta de la villa ha perdido el delantal.
Hay una moza en mi pueblo que se tiene por doncella
y tiene roto el mandil de mirar a las estrellas.
Eres muy bonita y llevas flores en el delantal,
pero tienes una falta, que te las dejas tocar.
Veinticinco ramitos tiene tu mandil,

el que te los ha cortado me lo ha dicho a mí.
Te fuiste a la función por bailar y no bailaste

te rompieron el mandil, mira qué jornal ganaste.
Señor bailador majito, bailela usted con sal,

y mátele usted la araña que lleva en el delantal

.








Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos