MECyL

La Cosecha

La siega • La trilla • La maja • El acarreo


La maja del pan

Cantada por Moisés Liébana Voces de unos 45 años y otros vecinos de Corporales de Cabrera (León). 13 de julio de 1976



Escuchar el tema >



Arriba, galán, arriba, que más arriba estoy yo,
a beber agua de nieve, que también la bebo yo.

Daime vino, daime vino, que agua no la he de beber
que anda la coca en el río, temo que me ha de morder.
Ijujuju...!

La maja del pan

El cereal se acarrea hasta la era donde se esparce de manera homogénea para su trabajo. Dispuestas y deshechas las gavillas, se ha de separar el grano de la paja mediante sacudidas, cortes, golpes u otros procesos que suelten los granos de la espiga, batiendo la paja sobre una superficie que ha de estar asentada y limpia, siendo frecuente empedrar pequeñas parcelas circulares de las era para favorecer la desgrana. Cuando se golpean o majan las espigas directamente en la tierra hay que barrerla previamente, eliminar los desniveles allanándola con barro, siendo costumbre en algunas zonas utilizar una pasta de tierra conjuntamente con el estiércol de las vacas recién cogido. El empleo del estiércol lo documenta nuevamente Alonso de Herrera en la arquitectura tradicional de las paneras donde indica que es tan beneficioso este residuo en «las trojes que estan embarradas de estiércol reciente de vacas, que ni ratones la horadan ni hormigas». Sería interesante reparar unos segundos en los usos antiguos y actuales de estos residuos orgánicos, de los que hasta hace cuatro días media población española se servía como combustible de la hornacha, para remozar la paredes de las casas y remedio de algunas enfermedades tomado como ingesta o cataplasma, anotando Avicena que el estiércol de gallina provoca el vómito del veneno, San Isidoro que el de buey es un remedio eficaz para la mordedura de la hydra, mientras que Juan Gil de Zamora se decanta por el de cabra para picaduras y mordiscos ponzoñosos varios en su Liber contra uenena et animalia uenenosa.

Pero retomando nuestro tema en la era, el proceso de separación del grano más conocido y recordado con nostalgia por los veraneantes de los pueblos, es el que emplea un trillo, rastro o tablero empedrado, aunque se practicaban otros procedimientos más viejos como el ya mencionado de desgranar con mesorias –teniendo después que chamuscar las espigas–, soltar las caballerías en un cercado para que troten por entre la paja aplastandolas, o aquel que golpeaba con un martillo de madera o majón las gavillas dispuestas boca abajo sobre un tajo curvo de madera. Una variante de esta maja, de las más antiguas y practicada universalmente, se realiza en algunas comarcas leonesas o zamoranas hasta la actualidad (aunque ya de manera festiva y ocasional), y en ella dispone para su ejercicio a dos bandos enfrentados de hombres y mujeres que golpean el cereal amontonado en el suelo, con largos palos o manales, que suben y bajan alternativamente machacando rítmicamente el cereal. El manal es un palo de roble o fresno llamado manueca, al que se le traba en su extremo con una correa de otro material más pesado –porro o piértigo– de nogal o castaño, con suficiente holgura como para dejarle cierta libertad de movimiento para abatir el cereal. La mies se extiende en el suelo y allí acuden todos los vecinos a trabajar y por turnos majan el pan de cada casa. Este trabajo es comunal pues cuando acaban la maja de un vecino, empiezan con la del siguiente, participando de esta manera todos los vecinos en el proceso, pues solamente el trabajo comunal –en viejas áreas tanto orientales como occidentales minifundistas– hace posible la subsistencia de estas economías restringidas.

A esta cadencia mecánica del ir y venir de los manales se ajusta el canto del romance o la tonada con una melodía determinada, el «tono de la maja» que utiliza largos textos novelescos u otros más libres que concentran el cuidado de los trabajadores, haciéndolos fijar la atención e impidiendo las distracciones, con el fin último, como en todos los cantos en el trabajo de hacer menos pesada la tarea y espabilar a los majadores

.








Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos