MECyL

La Cosecha

La siega • La trilla • La maja • El acarreo


De siega

Cantada por el señor Jovino de San Juan de Paluezas (León)



Escuchar el tema >



Segadora, segadora,
qué aborrecida te ves,
todo el día en el restrojo
y no te dan de beber.

Segadora, segadora,

que siegas en el centeno,
has de comer si yo como,
has de beber si yo bebo.

La siega de la hierba

Melodías menos «oficiales», de todo tiempo y lugar, andaban también de boca en boca entre las cuadrillas de segadores, y si consideramos la existencia de temporeros gallegos que durante varios meses navegaban por media Castilla, a son de gaitas de fole y muñeiras, que se echaban al surco, dejando letras y tonadas en la tradición oral local. Las tierras más austeras, con menor producción cerealista o con poblaciones más empobrecidas aprovechaban esta temporada para alimentar la bolsa de su escueta economía a golpe de hoz en otras tierras. Portugueses y andaluces acudieron también, hasta la generalización de las máquinas gavilladoras y cosechadoras mecánicas, a las senaras de buena parte de las tierras castellanas, mientras que los parameses de León segaban los Campos de Sahagún y Palencia y la vega saldañesa, las cuadrillas de serranos segovianos realizaban su trabajo en toda esta provincia y los ancareses en el Bierzo.

La imagen del segador gallego se ha fijado en la memoria popular fuertemente, en una forzada visión denostada desde siglos pasados, como personaje tontorrón y zoquete. La tradición oral los recuerda constantemente así representados en múltiples chistes, romances, canciones, villancicos, cuentos o expresiones coloquiales diarias:

-¿Que hace aquí, majo?
-Pues nada, la del gallego, tostar pan y tirar pedos

.








Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos