MECyL

La Cosecha

La siega • La trilla • La maja • El acarreo


Cante de seitura

Cantada por la señora Antonia de Cobrana (León), agosto de 1976



Escuchar el tema >



La Virgen de la Encina
tiene tres torres,
dime, blanca paloma,
¿en la cuál te pones?

Si quieres que ti quiera
daime doblones,
que es moneda que alegra
los corazones.

A ti te duele el culo
de estar sentada
y a mi me duele la mano
de la manada.

La siega de la hierba

Melodías menos «oficiales», de todo tiempo y lugar, andaban también de boca en boca entre las cuadrillas de segadores, y si consideramos la existencia de temporeros gallegos que durante varios meses navegaban por media Castilla, a son de gaitas de fole y muñeiras, que se echaban al surco, dejando letras y tonadas en la tradición oral local. Las tierras más austeras, con menor producción cerealista o con poblaciones más empobrecidas aprovechaban esta temporada para alimentar la bolsa de su escueta economía a golpe de hoz en otras tierras. Portugueses y andaluces acudieron también, hasta la generalización de las máquinas gavilladoras y cosechadoras mecánicas, a las senaras de buena parte de las tierras castellanas, mientras que los parameses de León segaban los Campos de Sahagún y Palencia y la vega saldañesa, las cuadrillas de serranos segovianos realizaban su trabajo en toda esta provincia y los ancareses en el Bierzo.

La imagen del segador gallego se ha fijado en la memoria popular fuertemente, en una forzada visión denostada desde siglos pasados, como personaje tontorrón y zoquete. La tradición oral los recuerda constantemente así representados en múltiples chistes, romances, canciones, villancicos, cuentos o expresiones coloquiales diarias:

-¿Que hace aquí, majo?
-Pues nada, la del gallego, tostar pan y tirar pedos

.








Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos