MECyL

Los Animales

Los animales en libertad • Los animales domesticados • Los animales fantásticos


Cuento del Alcaraván

Versión contada por Irene Fernández Diez, de 62 años de edad y natural de Abastas (Palencia) donde se grabó el 31 de agosto de 2005



Escuchar el tema >



Era un alcaraván que había salido a comer. Se habían ido sus padres en busca de comida y le habían dejado solo en el nido y salió también él a comer y a ver por ahí lo que había. Pasó un zorra, una raposilla, y se le comió. Y el pobre estaba todo, pero todo acongojado porque creía que iba a morir pero él era muy listo y no quería que ese fuera su fin y le dice:
–A ver raposilla como aviso a mis padres de que me has comido. Se lo tienes que decir a voces.–
Y decía, empezó la raposilla:
–Alcaraván ya le comí,–
y decía:
–Mas alto raposilla, que lo oigan mi padre y mi madre y no me anden a buscar.–
El alcaraván lo que quería es que abriera bien la boca para que saliera disparado.
–¡Alcaraván ya le comí!–
Y el otro decía:
–Mas alto raposilla que lo oigan mi padre y mi madre y no me anden a buscar.–
–¡ Alcaraván ya le comiiiiií!–
Y abrió toda la boca todo lo que pudo y salió volando el alcaraván. Y dice:
–¡A otro bobo pero no a mi!–
Y colorín, colorado este cuento se ha acabado.

II. Los animales en libertad

El deseo de controlar la naturaleza pasa por la imitación del lenguaje de los animales para atraerlos hacia sí, erigiendo al hombre señor de las bestias. La atracción de pájaros con fines cinegéticos mediante la utilización de reclamos vivos, silbatos y chiflas alcanza su grado sumo cuando el reclamo se hace con una sutil imitación realizada con los labios y la lengua.








Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos