MECyL

Los Animales

Los animales en libertad • Los animales domesticados • Los animales fantásticos


Lo que dicen los pájaros. Fornillos de Fermoselle (Zamora)

Lo que dicen los pájaros (El mochuelo y la oropéndola). Narrado por Adolfo Álvarez García de 82 años de edad y natural de Fornillos de Fermoselle (Zamora). 2 de septiembre de 2005



Escuchar el tema >



Hay pájaros que se le coge en el cantar. En el cantar que eso, desde luego, porque tenemos uno que lo llamamos el mochuelo que ese desde luego pues... cuando más canta el mochuelo es de noche, en el buen tiempo y dice en el cantar:
–¡Vooooy, vooooy, voy!
Y entonces la mochuela le contesta:
–Mejor quería haberme casao con el cuco que no con ese animaluco, que todas las noches está vooooy, voy y no acaba de venir–.
Y hay desde luego otro que llamamos prepiéndola que esa, son un pájaro orpéndula, por aquí decimos prepiéndola, pero el nombre legítimo va a ser oropéndola, que es un pájaro que es amarillo y tiene nada más lo de las plumas así, un poco más oscuro y que cría en los árboles por ahí. Desde luego como el fresno, chopos o esos, que hacen el nido igual que una cesta, colgao así en una rama, desde luego, igual que una cesta y se ponen así enrollao de las ramas y desde luego en el cantar de la, de la orpéndula, pues dice:
–¡Amigo Diego!, yo comí un higo y desde que te ví, comílo, comílo, comílo–.
Y es un cantar desde luego del pájaro, –no todos lo habremos oído a lo mejor– pero yo lo he oído muchas veces y es edéntico, edéntico desde luego, porque es un pájaro que come mucho la fruta y sobre todo a las higueras se van mucho.

II. Los animales en libertad

Algunos antropólogos defienden que los sonidos emitidos con instrumentos de origen animal se corresponden con un lenguaje divino, cuando en los tiempos antiguos dentro de cada animal habitaba el espíritu de un dios. Es una constante a lo largo de las tradiciones culturales de todo el mundo el intento humano de lograr entender el lenguaje de los animales, con este referente primitivo como trasmisor del lenguaje de Dioses. Por ello, se cree que algunos animales son capaces de advertir a los humanos de peligros y desgracias, adivinar su futuro o reclamar su vida en sacrificio divino. Entre ellos el cuco, curquillo o cuclillo con su canto monosilábico de mal agüero responde a cuantas preguntas le formula la mujer para averiguar cuántos años la faltan para casar o para morir. Correas en su Vocabulario ya recoge el certero refrán relacionado con la infidelidad “¡Cucú, guarda, no lo seas tú!”

Otros animales como las cornejas, grajas o cuervos auguran desgracias venideras con su sola presencia, recordemos algunos pasajes del Cid donde la aparición de cuervos presagian pérdidas de batallas o muertes cercanas. Del mismo modo cuando ululan el búho o la coruja, canta el cárabo, el chotacabras o un gallo en mitad de la noche, significan el desenlace fatal de algún enfermo. El aullido del lobo o de un perro sobrecoge en la noche y la presencia de un zorro merodeando la casa de un enfermo y su ladrido anuncian su muerte próxima

.








Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos