MECyL

Los Animales

Los animales en libertad • Los animales domesticados • Los animales fantásticos


La boda de la pulga y el piojo

La boda de la pulga y el piojo. Versión de Pinarnegrillo (Segovia), cantada por Nicanora Tardón de 72 años y su hija Mª Eugenia Santos de 41 años. 28 de agosto de 2005



Escuchar el tema >



El piojo y la pulga se quieren casar;
ajustan la boda y no tienen pan.
Sale la hormiga de su granero:
–Hagan la boda que pan tenemos–.
Por el pan no nos apuramos
falta el cura para casarnos.
Sale el grillo de su sepultura:
–Hagan la boda que yo soy el cura–.
Por el cura no nos apuramos:
falta madrina para casarnos.
Sale la cigüeña con su mantellina:
–Hagan la boda que yo soy madrina–.
Por madrina no nos apuramos
falta el padrino para casarnos.
Sale el ratón de su agujero
–Hagan la boda, padrino tenemos–.
Hicieron la boda, soltaron al gato
y el pobre padrino fue el que pagó el pato.

II. Los animales en libertad

Estas retahílas de animales de género menor, debieron ser muy conocidas en épocas pasadas puesto que este romance se halla muy extendido en Latinoamérica y Nuevo Méjico, llevado allí tras la conquista. Existen muchas versiones de este viejo romance en castellano o gallego dentro de nuestra comunidad siendo otro de los pocos ejemplos de canciones en los que los animales desarrollan alguna actividad propia del hombre: la boda. Situación ésta que se repite en otro romance, no demasiado antiguo, del Pollito y la Vieja.
Las serie acumulativas o enumerativas de animales o cosas insisten continuamente en el repertorio de juegos y canciones de los niños, como fórmula que activa y desarrolla la capacidad memorística y de recuerdo. Este repertorio lo forman temas tan conocidos como Las doce palabras dichas y torneadas, Se levanta la niña a las tres, Vestir al viejo o las ropas del cura, Pin, pineja (dentro de las retahílas de: ¿Dónde están las cosas?), La polla y los huevos, el Gallo que va a la boda de su tío Perico o La mosca y la mora.

Por referir una cita antigua que recoge la popularidad del tema daremos la que el propio Cervantes anotaba en su Quijote (1, XVI) cuando la Venta se aparece como castillo a los ojos del Hidalgo: “Y así suele decirse: el gato al rato, el rato a la cuerda, la cuerda al palo, daba el arriero a Sancho, Sancho a la moza, la moza a él, ...”








Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos