MECyL

Los Animales

Los animales en libertad • Los animales domesticados • Los animales fantásticos


Et in terra parió la mi perra

Cantado por Hermilio Melón de unos 70 años de edad, de Cabreros del Río (León). 17 de marzo de 2005



Escuchar el tema >



Et in terra parió la mi perra
trajo tres perrines,
dos eran blancos y el otro era negro;
uno era pa Juana y otro era pa Pedro,
y otro pa la Tía Catalina
que es la madre del cura de Gigosos.

I. Los animales domésticos

Dentro de la variada catalogación del repertorio castellano religioso y por ende católico, llamamos la atención sobre un tipo de oraciones burlescas poco estudiadas pero interesantes como testimonios antiguos surgidos en los primeros tiempos del cristianismo en España y desde la imposición del latín como lengua oficial de la Iglesia. Este lenguaje divino de púlpito y altar se volvía “a lo profano” en una retahíla ininteligible que los campesinos bisbiseaban en los oficios, y que fuera de ellos parodiaban con ridículas composiciones. Oraciones disparatadas, traducciones bárbaras de los latines, como Por la señal de la santa carral, el Padre Nuestro metido en un cesto, o Santa María: –casarme quería, ocultaban en ocasiones una costumbre harto frecuente en España durante los siglos xv y xvi, cuando tras la expulsión de los judíos, los moriscos y los criptojudíos tuvieron que aprender la nueva liturgia. Así pues, algunas de estas pseudoraciones eran burlas claras a las oraciones oficiales que a regañadientes y con repulsa, memorizaban y rezaban en los oficios cristianos a los que se veían obligados a asistir.

Esta cancioncilla utiliza la respuesta del pueblo al Gloria in excelsis Deo de la misa latina que inicia el sacerdote. La imaginación y la rima facilona en boca de los niños hace lo demás

.








Los Animales
La Cosecha
La Indumentaria


La Naturaleza
Las Danzas
Los Bailes


Los Trabajos